El pasado mes de enero el abogado de la madre de Jonathan, en su condición de acusación particular, pidió la reapertura del caso sustentado en un informe criminológico del despacho jurídico Balfagón & Chippirrás que destapaba algunas evidencias sin investigar y varias lesiones en el cadáver de la víctima incompatibles con el arrollamiento de un tren. El documento apuntaba a que incluso el chico pudo ser agredido y pedía el interrogatorio de más jóvenes que habían estado bebiendo con la víctima la tarde de su muerte.

Haz click aquí para ver la noticia completa

Leave A Comment

BCH