Quince años sin respuesta. “Y sin justicia”, apostilla Roberto, padre del hostelero Óscar Gómez Incio, asesinado en Tordesillas en 2007, que espera que ahora pueda reabrirse el caso. “Para descansar, no, porque me falta lo que me falta, mi hijo, pero para estar un poco más tranquilos”.

La familia se ha personado en el juzgado y ha pedido “recabar toda la información de las actuaciones para estudiarlas y solicitar la reapertura del caso con una serie de diligencias”, según explica su abogada Carmen Balfagón.

Puedes leer la noticia completa aquí.

Leave A Comment

BCH